1 may. 2007

Una tribuna vacia: presagios de ..........

En los Juegos Olímpicos de Amberes, en 1920, España logró una muy meritoria plata frente a la anfitriona Bélgica. Fue aquella heroica cita en la que Belauste jugó con la cabeza partida, literalmente "atada" con un pañuelo, y aún gritaba al corajudo Sabino: "¡Sabino, a mí que los arrollo!". En un anuncio de la TV dicen que para ver a los "leones" no hay que ir al circo ni a Africa y el futbol en Bilbao se juega en una catedral. Cosas de bilbainos.


El Athletic esta en la encrucijada, los aficionados llenan cada quince días San Mames y en todos los bares de la provincia, y en casa por Euskaltel donde dan en PPV los partidos para sufrir hasta la extenuación y no ver nada. Nunca han visto el abismo de la Segunda tan cerca.


El año pasado Clemente sacó "petroleo"de un pozo de arena y le echaron, como siempre por decir su verdad: yo no juego con "mingafrias" caros y para trabajar en "equipo" que salgan al campo los directivos y demas adlateres de Lezama.


El domingo llego el Real Madrid, entradas caras, día del Club, lo dan por el PLUS, puente, hay que abrir la casa de veraneo, etc. Y sucedió que las tribunas estaban vacias y nos goleó el peor Madrid que ha pasado por la catedral en 15 años, que ya es decir.


Las cronicas reflejan claramente lo que el partido fué y claro a toro pasado todo son veronicas. No hay más cera que la que arde. Los expertos dicen que siempre hay tres peores que bajaran aunque esta vez entre ellos esté La Real, que con ocho puntos o menos nos salvamos, que con estar a tres puntos del Levante que viene a San Mames el último partido ya esta hecho. Pero yo me temo que cada vez son más bilbainadas y que un sudor frío va a ir recorriendo la espalda de los numerosos aficionados e hinchas que nuestro "Athletic" segun vayan pasando las jornadas. Esta vez la cosa va en serio, hay muy poco mimbre para hacer aunque sea un mal cesto.


Un partido en San Mames da para muchas anecdotas: solo Herri Norte anima hasta la extenuación, el arbitro siempre será el protagonista del partido, lo quiera o no, alguien tiene que pagar el pato, ademas son bastante malos, se puede ver en localidades parejas un señor con un anillo de oro en cada dedo y tres "gitanillos" ilusionados, los del palco ni se inmutan (la procesión va por dentro), algunas figuras ni sudan aunque metan dos goles, sin bocadillo de tortilla no eres nadie en el descanso y la chavalería solo persigue para sacarse fotos a BERTIN OSBORNE.


Que la Virgen de Begoña nos pille confesados.

No hay comentarios: