16 ago. 2012

La pintura de Hopper en el Museo Thyssen de Madrid. Imprescindible


(......) Una de las virtudes de los cuadros de Hopper es que creemos que van a cobrar vida. Nos sentimos identificados con esos personajes de mirada perdida, de mirada infinita. Personajes solitarios, llenos de incógnitas, personajes que no sabemos de donde vienen ni hacia donde van, fiel reflejo de la sociedad americana de hace medio siglo y quizá fiel reflejo de la sociedad mundial de hoy en día. Porque como cada uno hace su relato del cuadro quien nos dice que este hombre no lee un periódico con las noticias de hoy mientras ella intenta acertar con las teclas del piano. La exposición de Hopper se puede ver como el que ve una película. Su obra es muy cinematográfica e igual que él se inspiró en el cine.







Un acontecimiento en el Thyssen



No hay comentarios: