4 sept. 2009

'Tretze tristos tràngols'

ALBERT SANCHEZ PIÑOL

(..)Y ha acertado, porque estos breves textos seducen, se leen de un tirón, son absolutamente distintos unos de otros y consiguen que se enciendan las lucecitas de navegación de la imaginación del lector. Alberto Sánchez Piñol no tiene ninguna duda de que el cuento «permite mayores libertades que la novela» ya que ésta, según él la entiende, ha de ser fiel a los clásicos, «con sus tres partes, planteamiento nudo y desenlace», porque, «al fin y la postre -señala-, lo experimental casi siempre suele ser, sí, un experimento... pero fallido».


'Larrua hotz', de Albert Sánchez Piñol,

Ezhoizkoa

No hay comentarios: