3 jun. 2008

PETA - Zezenak eta publizitatea





El doctor Illera y su equipo han demostrado que el toro bravo padece menos dolor y estrés de lo que estimaba la creencia popular.

Ha demostrado en un estudio que los morlacos segregan gran cantidad de hormonas capaces de mitigar el dolor.

«El toro no tiene recuerdo ni sensación de dolor»

Los animales huyen cuando se les causa dolor. Sin embargo, el toro vuelve al castigo, ¿es masoquista?
-No. Simplemente se desprende del dolor. No tiene recuerdo, ni sensación de dolor, ¡por eso regresa! Recordemos que el toro en el ruedo se encuentra en un hábitat desconocido y que los toreros le incitan, le provocan la embestida. El toro, por su carácter dominante y su sentido de la jerarquía, considera que los toreros se entrometen en su terreno y ataca.

Cayetano debutará en Bilbao como matador en la Corrida de Aniversario






-¿En qué momento de la lidia el torero padece más estrés?
-Antes de salir el toro, el momento que trascurre desde que suenan los clarines hasta que el toro asoma por la puerta de toriles. Habíamos oído que los toreros cuando más estresados estaban era momentos antes de iniciarse el paseíllo, en el patio de cuadrillas, pero la realidad niega esa creencia. Hemos llegado a medir cantidades cercanas a los 90 nanogramos por mililitro de cortisol, cuando lo máximo que soporta un mortal son 10 nanogramos. Es una barbaridad la cantidad de cortisol que generan y el tiempo, cerca de cinco horas, que permanecen estresados. Cualquier organismo se colapsaría, sufriría una parada cardiaca... los toreros son de otra pasta. Un motociclista, que vive también un peligro de muerte real, libera 30 nanogramos. La diferencia es más que significativa.

"Creo en Dios, pero no en el destino"



Naomi Watts and Joaquin Phoenix Have My Vote for the

Estofado de Rabo de Toro de las Ventas

No hay comentarios: