8 feb. 2008

Preparando San Valentin












Soledad, sexo y silicona



Han dejado de quererse hasta la indeferencia, duermen en habitaciones separadas pero siguen compartiendo piso. Cada cual va por su lado y en su solitaria vida sexual tanto él como ella se compran juguetes y muñecos de silicona tan avanzados que son capaces de valerse por sí mismos. Un buen día la pareja vuelve a la casa y se sorprenden al pillar a los muñecos haciendo el amor en el sofá. El drama está servido: los muñecos se han enamorado.










Javier Tomeo ha querido "ofrecer al lector una visión divertida, pero ácida del momento que estamos viviendo en España, un país que ha pasado de una represión tremenda a tomarse unas licencias extraordinarias".




Poder escribir esta obra, el escritor ha pasado horas ante el ordenador, consultando en internet las características de los muñecos de silicona más sofisticados, advirtiendo a los periodistas que, seguramente, llegarán a ser "increíbles".






We visit the workshop of Your Psycho Girlfriend, creators of demented couture and cyborg marsupials from the future. (via).






Inspired by the infamous Real Doll sex toys, a token dollop of Greek myth, and countless teenage evenings watching straight-to-video sci-fi b-movies of dubious quality, Wyld Stallyons quickly developed a concept based around the idea of a mail order sex robot, delivered in parts. Once assembled, the robot becomes sentient and takes a shine to its owner's lingerie, with fatal consequences.






Ez arduratu beti geratzen zaigu Marquezen "el amor en los tiempos del Colera".




Gazteen artean erromantizismoa nagusi omen da: Mutila erromantiko, neska irudiari lotuagoa.




Aplicate "hombrecito" que sino mira que futuro te espera.

No hay comentarios: