12 mar. 2007

Una nueva vuelta de tuerca en el universo de David Lynch: solo para adictos

Lynch explicó entonces su método: "El misterio y lo desconocido es algo que adoro. Me encanta entrar en un mundo y no saber qué es lo que viene. Me gusta cuando se apagan las luces, se sube el telón y se entra en un mundo nuevo". Y añadió: "Uno no debe tener miedo de usar su intuición y sentir el camino. Tener la experiencia y confiar en el conocimiento interior. El cine es un lenguaje tan bello... El cine es algo que trata de cosas que van más allá de las palabras y eso es bello".


El creador de Twin Picks afirmó que "el cine es lo mismo que la música; es un trabajo intelectual que habla con uno pero no sólo con palabras, así que hay que dejarlo que se abra y tener la experiencia en un mundo diferente".



When stars make dreams and when dreams make stars.



Lynch cumple, finalmente, el sueño de los surrealistas: lograr que el inconsciente doblegue de una vez por todas a la narrativa convencional. Aquí está la primera obra maestra del poscine.

No hay comentarios: