17 abr. 2006

Prodi: simplemente, normal. Dia de Ramos: Prodi va a misa y sale con un ramo de laurel. Normal, todos hemos hecho esto el domingo de Ramos.



Visto en euronews

Lo más normal del mundo es que el vencedor de las elecciones en Italia vaya a misa el dia de las elecciones y salga con una rama de laurel, representando a la Izquierda Italiana. Vamos lo que hicimos todos los izquiedistas del mundo el dia de ramos, ir a misa. Si ya lo decia Guillermo Altares es un hombre de lo mas normal.

Elecciones en Italia
Simplemente eso, normal

Romano Prodi se presenta a los italianos como lo que es, un profesor de economía que parece un profesor de economía

Romano Prodi es un profesor de economía que parece un profesor de economía, un hombre normal que parece un hombre normal. Y ésa ha sido la clave en torno a la que ha girado la campaña del centro-izquierda: frente a un personaje en el que casi todo es extraordinario, como Silvio Berlusconi, sus asesores se han empeñado en vender la imagen de un italiano serio, de clase media, dispuesto a trabajar. "Los italianos están buscando la normalidad", explica el periodista Furio Colombo, candidato al Senado por los Demócratas de la Izquierda (DS) y autor de un largo libro de entrevistas con Prodi, Ci sarà un Italia. "Le conozco desde hace 30 años y puedo decir que no es un santo, no es una persona superior; es una persona normal que se enfrenta a los problemas de la vida desde la perspectiva de una persona normal", dice Colombo.
Sin embargo, Prodi, de 66 años, tiene algunos rasgos extraordinarios: es el único político que ha logrado vencer a Berlusconi en las urnas (en 1996, tras fundar la coalición de izquierdas El Olivo) y encabezó el primer Gobierno de izquierdas de la posguerra, aunque tuvo que dejar el Ejecutivo dos años más tarde, tumbado por su propia coalición. Lleva casi treinta años en la política italiana -fue ministro de Industria entre 1978 y 1979- con su prestigio íntegro. De hecho, logró sobrevivir al desastre de la Democracia Cristiana, que en los noventa fue fulminada por la investigación judicial Manos Limpias.
Es verdad que Prodi no es la alegría de la huerta y que su telegenia deja que desear, sobre todo en la Italia berlusconiana.
Nacido el 9 de agosto de 1939 en Scandiano, en el norte del país, donde se siguen reuniendo todos los Prodi cada verano, creció en la durísima posguerra italiana. Estudió en Milán y en la London School of Economics. A mediados de los años sesenta se estableció en Bolonia, donde comenzó a enseñar economía industrial, una actividad a la que se ha dedicado desde entonces cuando no estaba en política. Está casado con Flavia Franzoni desde 1969. Tienen dos hijos, Giorgio y Antonio, y dos nietas, Chiara y Benedetta. Procedente de la Democracia Cristiana, Prodi es católico practicante y no oculta su conservadurismo en cuestiones sociales.
Sigue.....

GUILLERMO ALTARES - Roma

EL PAÍS - Internacional - 09-04-2006

No hay comentarios: